Por Red de Comunicadores del MERCOSUR   ***

El Ministerio de Relaciones Exteriores de nuestro país se ha transformado en una Agencia de Condolencias internacional. Prácticamente la mitad de su información de prensa está referida a manifestar su preocupación por hechos que ocurren en distintos lugares del mundo: terremotos, atentados, inundaciones, accidentes  aéreos, viales y marítimos, tsunamis o cualquier tipo de catástrofe.

Tiempo atrás su prioridad fue intentar mostrar que podía avanzar un Acuerdo MERCOSUR – UNIÓN EUROPEA,  ahora, las reuniones que el nuevo Vicecanciller mantiene con sus pares de distintos países. La publicación de conversaciones, pero de poquísimas concreciones de fuerte impacto en la economía nacional, forman parte también de su Agenda insustancial.

Por supuesto – en los partes periódicos- la Cancillería dedica su tiempo al Grupo de Lima y en particular a la situación en Venezuela, en absoluta connivencia con la política exterior de Estados Unidos, no sólo para la Nación hermana sino en toda la  región.

La gestión del titular del Ministerio Jorge Faurie está expresada, claramente, en su herramienta comunicacional: se anuncia un evento, se manda el instructivo de prensa pero después no se puede mostrar un logro comercial, para la producción, o un acuerdo internacional que favorezca el desarrollo de nuestro país.

Es más, internamente han destruido o llevado a su mínima expresión, a  todos los espacios de participación de la sociedad –expresada en sus organizaciones- en temas de política exterior; y esto no hace referencia sólo al MERCOSUR sino a una innumerable cantidad de instancias de encuentros para abordar problemática comunes: cultura, educación, salud, discapacidad, etc.

Esta forma de manejar las relaciones internacionales es funcional a los intentos que desde sus comienzos ha tenido el propio Presidente de la Nación por destruir el Parlamento del MERCOSUR, ignorando la representación de sus miembros elegidos democráticamente. La nueva iniciativa –conocida por estas horas – de volver a que la representación en dicho organismo legislativo de nuestro espacio regional sea ejercida por los legisladores nacionales, es una nueva muestra de la manera en que Macri entiende y es funcional a los intereses del Departamento de Estado norteamericano.

Desde la Red de Comunicadores del MERCOSUR dejamos constancia de esta situación y expresamos nuestro más absoluto rechazo a las iniciativas que pretenden de una manera desembozada, destruir cualquier intento de integración y desarrollo de los pueblos latinoamericanos.

Patria Grande, 23 de Marzo de 2019.