La autoría de las fotografías es de Federico Gross