El Plan de ajuste acordado con el #FMI se profundiza y comienza ponerse en evidencia.

La información suministrada por las mismas fuentes oficiales señala 354 despidos en Télam – Agencia Nacional de Noticias.

No es sólo un vaciamiento de un ente público, no se trata únicamente de trabajadores/as, es además liquidar la posibilidad de que contenidos que no expresan o ponen en evidencia el relato macrista, se vean expresado en decenas de otros medios, redes, y por miles de comunicadores en todo el país.

Ya se dijo y es necesario repetirlo: esto prepara el terreno para la desinformación, el ocultamiento, y la negación de los hechos, cuando la represión ocupe la centralidad de la escena para intentar contener la protesta social, la movilización popular. Paralelo a ello en numerosas ciudades y provincias, la Policía Federal y Gendarmería ya actúan en conjunto, y ahora se plantea incorporar al Ejército para la supervisión “en las calles”, junto a las Policías Provinciales y en muchos casos, las municipales.

Es evidente también que deja expuesto que todas esas fuerzas están siendo articuladas y avanzan sobre el control territorial, no para eliminar el narcotráfico o bandas criminales, sino para acotar y destruir cualquier intento de protesta social, de organización y coordinación de la resistencia a este modelo de exclusión y hambre.

Los despidos en TELAM hay que enmarcarlos en esta etapa y en esta lucha.

#TodosSomosTelam #QueNoTeApaguenLosMediosPublicos #NoALosDespidosEnTelam