Por Mario Ramón Duarte   ***

El ciberataque es definido como cualquier tipo de ofensiva hecha por individuos u organizaciones, que atacan a sistemas de información como los son infraestructuras, redes computacionales, base de datos que están albergados en servidores remotos, por medio de actos maliciosos usualmente originados de fuentes anónimas que también roban, alteran o destruyen un blanco específico mediante hackeo o un sistema vulnerable.

También se lo describe como la acción producida en el ciberespacio que compromete la disponibilidad, integridad y confidencialidad de la información mediante el acceso no autorizado, la modificación, degradación o destrucción de los sistemas de información y telecomunicaciones o las infraestructuras que la soportan.

El uso del ciberespacio es definitivamente para atacar a los sistemas y servicios presentes en el mismo o alcanzable a través suyo, buscando el atacante acceder sin autorización a información o alterar o impedir el funcionamiento de los mismos.

Según la NATO, los ciberataques aumentan la posibilidad de divulgación de datos, la pérdida y manipulación de ellos y sabotaje de sistemas. Si bien en un momento esta problemática se asemejaba más a una cuestión de ciencia ficción, la realidad es que hoy son uno de los riesgos más altos dentro de la economía y el ámbito gubernamental-militar.

Según la World Economic Forum, los ataques cibernéticos, junto con el robo de datos, están dentro de los cinco riesgos más importantes del planeta. Si bien un golpe informático de una organización criminal puede pasar de forma inadvertida durante mucho tiempo, otros ataques irrumpen de forma imprevista y generan crisis no solo en el departamento de tecnología e informática, sino que se extiende a toda organización.

Hoy día los ciberataques son la nueva línea del crimen organizado, si bien los ataques son sofisticados buscan cosas simples, por ello lo primero que hay que reconocer es que cualquier herramienta de seguridad que no está actualizada, está obsoleta.

Un ejemplo concreto en Latinoamérica es el de Brasil, donde se gastan U$S1,6 millones de dólares anuales en seguridad contra los ciberataques en el ámbito privado, pero lo más sorprendente aun es que un hackeo a una empresa puede durar 240 días sin ser detectados, y no obstante a ello se le debe sumar 100 días más para la solución del mismo una vez detectado, dejando todo tipo de información confidencial a merced del atacante.


En lo que va del 2018, en Latinoamérica se ha incrementado en un 60% los ciberataques, Venezuela lidera la lista con el 70.4%, Bolivia con el 66,3 y Brasil con el 64,4.
En tanto que en los ataques de phishing, Argentina está en el podio de los principales afectados, en lo que va de 2018 se registraron 746.000 ataques, es decir un promedio de un ataque cada 9 segundos.

Para el 2021 se cree que los ataques cibernéticos tendrán un costo de U$S 2 trillones de dólares en pérdidas en el ámbito privado y estas tendencias pueden abarcar a cualquier rubro, con el fin de solicitar rescate, como ya ocurrió en 2017, con ataques ransomware o malware. Sin dudas que el futuro del crimen organizado está detrás de los teclados, y en el presente hay que estar preparados para combatirlos, o en último caso estar alertas y preparados para reaccionar en el momento justo de forma concreta y rápida ante una eventual crisis.

Otro ejemplo es el ciberataque que han recibido Holanda y el Reino Unido, quienes denunciaron como supuestos autores de los ciberataques perpetrados a la OPAQ (Organización para la Prevención de Armas Químicas), a hackers rusos, donde los supuestos ataques tuvieron impacto a nivel global.

En cuanto a los ciberataques y las faks news (falsas noticias), consideradas las nuevas amenazas a la seguridad nacional, en el ámbito gubernamental, los estados ponen al ciudadano común como un factor estratégico de la seguridad nacional.

En esta ocasión, incluirá novedades relativas a la llamada guerra híbrida, que combina ciberataques y operaciones de manipulación e injerencia para influir en procesos electorales. Se trata del documento político-estratégico de referencia en materia de Seguridad Nacional, un plan a largo plazo que permite que en el caso de España siga a la vanguardia en seguridad y esté preparada para hacer frente a las nuevas amenazas y desafíos a la que están expuestos la mayoría de los países del planeta con ésta problemática.

Es por ello que una inmediata regulación del ciberespacio por parte de los estados, es una necesidad imperiosa, a la que en forma continua hacemos remisión, como una medida drástica, legal y concreta para la solución de los mismos a mediano y largo plazo.

Glosario y abreviaturas de Seguridad. (España)


https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Ciberataques


https://www.lanacion.com.ar/2179724-como-es-simulacro-tiempo-real-ataque-informatico

https://www.eitb.eus/es/tag/ciberataques/


https://www.perfil.com/noticias/ideas/ciberataques-en-latinoamerica-argentina-en-el-podio-de-victimas-de-phishing.phtml



https://www.20minutos.es/noticia/3202153/0/gobierno-aprueba-nueva-estrategia-seguridad-nacional/

*** Dr. Mario Ramón Duarte
Abogado
Juez Administrativo de Faltas Sauce (Ctes.)
Especialista Derecho Faltas y Contravencional
Investigador y consultor seguridad
Miembro Dossier Geopolítico/CEES.


https://www.alainet.org/es/articulo/195875