La Asociación Latinoamericana de Comunicación y Educación Popular (ALER) condena enfáticamente el cierre de varias radios comunitarias en diferentes regiones de Brasil, pues constituye un grave atentado contra el derecho de los pueblos y comunidades a la libre expresión, información y comunicación.

El cierre de -al menos- 130 emisoras que representan la voz de diversas comunidades brasileñas fue realizado por el ex presidente Michel Temer en el último día de su gobierno, a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones, en forma autoritaria, sin ningún debate con la sociedad y sin siquiera informar previamente a los agraviados.

ALER -y sus medios, coordinadoras y redes en 17 países de América Latina- se solidariza con la Asociación Brasilera de Radios Comunitarias (ABRACO) y demás organizaciones de medios comunitarios de Brasil que denuncian la persecución estatal contra los medios comunitarios frente al trato privilegiado hacia los medios comerciales, corporativos y hegemónicos afines al gobierno de turno.

En sinfonía con los estándares de libertad de expresión y comunicación de instancias internacionales como la UNESCO y la CIDH, ALER demanda la creación de marcos normativos y políticas públicas que reconozcan y fomenten el desarrollo de los medios comunitarios, a través del acceso equitativo al espectro radioeléctrico y medidas de desconcentración de los oligopolios mediáticos.


Leonel Herrera Lemus

Presidente ALER