Por Mariana Carbajal   ***

Cómo fue la presentación del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género.

El presidente Alberto Fernández hizo un fuerte llamamiento a terminar con la violencia por razones de género, el machismo y el patriarcado y expresó su compromiso con el lenguaje inclusivo. Lo hizo durante la presentación, este viernes, del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género que el Gobierno desarrollará en los próximos dos años. “Es vergonzoso que alguien padezca violencia por ser mujer. Que alguien se crea tan macho como para dominar a su hembra. Eso no se puede soportar más. Este plan es el comienzo, un plan ambicioso pero tenemos que ser ambiciosos si no queremos más ver impávidos como las mujeres mueren o sufren a manos de los violentos. Si no queremos ser mediocres, no podemos mirar impávidos que las mujeres tengan peores condiciones de trabajo que los hombres”, agregó.

El acto se hizo por videoconferencia desde la residencia de Olivos. El mandatario estuvo acompañado por la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; la asesora presidencial e historiadora feminista Dora Barrancos, y la secretaria de Políticas contra la Violencia por razones de Género, Josefina Kelly.

“Soy el primer alumno que tienen que aprender todo lo que tiene que cambiar para que la sociedad sea mejor”,
señaló el presidente hacia el final de su exposición. Y contó que en una reunión con Vilma Ibarra, le había comentado “medio en broma y medio en serio”:

–Me tocó el default, la pandemia y el fin del patriarcado. Que más me va a tocar
–señaló Fernández y estallaron las risas a su alrededor. Y retomó: “Porque de la pandemia vamos a salir más unidos y más convencidos de que la unidad es el camino. Del default vamos a salir más fortalecidos, sabiendo que el futuro está en nuestras manos. Y del patriarcado vamos a salir y vamos a ser más iguales. Y cuando la sociedad es más igual es mejor sociedad”.

El presidente también mencionó la incomodidad que le generó la foto de la reunión con representantes de la UIA, días atrás, donde solo habían sido invitados varones y que fue criticada en Twitter por su secretaria Legal y Técnica. “Muchas se enojaron y tenían razón. Salí corriendo a decir: ojo con la foto que suben pero la foto ya había sido subida. Yo me arrepentí mucho de esa reunión. Fue muy fructífera, quiero aclarar. Pero esa foto no mostraba lo que nosotros queremos mostrar. Esa foto mostraba hombres hablando del futuro nuestro y el futuro no es de los hombres. Es de todos, todas y todes”, señaló. Y siguió: “Lo que tenemos que entender los hombres es que no podemos estar discutiendo estas cosas en el siglo XXI”.

El jefe de Estado comenzó recordando que el jueves se cumplió un nuevo aniversario de la ley de Identidad de Género. “Fue el comienzo de un tiempo de más igualdad”, evaluó.

Además, consideró que “debemos ayudar a un cambio que la sociedad entera debe llevar adelante, que nos obliga a reeducarnos y entender lo dañino que ha sido creer que algunos estamos en mejores condiciones que otras». Durante su intervención, además, subrayó la importancia del lenguaje inclusivo y en varias oportunidades lo usó para decir “todas, todos y todes”. Cuestionó a quienes lo rechazan y exhortó a “hacer un esfuerzo” para incorporarlo. “Cuando uno dice todes no está haciendo el ridículo como algunos creen, le está hablando a algunos a los que nunca le hablamos”, reafirmó.

«Somos el Gobierno que más mujeres tiene en funciones de alta jerarquía»,
destacó Fernández y contó que un relevamiento del Conicet mostró que en ese nivel un 38 por ciento de los cargos están ocupados por mujeres. “¿Está bien esto? No, no está bien, pero es mejor de lo que estábamos. Es un paso adelante y es el camino que hay que seguir transitando para seguir incorporando a todos, a todas, y a todes a un Gobierno, que no es de los hombres, es de todos, todas, y todes”, dijo.

Habló, a su vez, de la importancia de reconocer económicamente el trabajo de cuidados. “Estamos dando un paso, de los muchos que hay que dar para que la sociedad cambie de una vez y para siempre”, afirmó.

Minutos antes, la ministra Gómez Alcorta destacó las principales medidas que forman parte del Plan, agradeció a quienes participaron en su elaboración y señaló que hubo más de 1600 propuestas de organizaciones sociales, los ministerios y organizaciones de la sociedad civil.

“Este es un plan construido en un tiempo particular e implica más que una hoja de ruta porque el Estado tiene la obligación de dar condiciones subjetivas y materiales para que las personas en situación de violencia puedan ser protegidas”,
subrayó Gómez Alcorta.

La asesora presidencial Dora Barrancos destacó que se trata de “la primera vez que el Estado argentino asume de manera integral” la problemática de la violencia de género. Enfatizó “la transversalidad del plan, porque no se puede realizar desde un solo ministerio, sino con la acción conjunta de todo el Gobierno” y consideró que “sin prevención no habrá eficacia en ninguna intervención del Estado en asistir y acompañar”.